El punto más complejo en el desarrollo de un trader quizá sea el aprender a dominar la estrategia. Este aprendizaje no se limita en conocer las pautas a seguir para obtener un punto de compra o venta dentro de un activo. No. Aprender a dominar una estrategia es un proceso mucho más complejo. Naturalmente, aprender esos pasos es fundamental, pero también debemos aprender a confiar en ella, aunque podamos prever impulsos contrarios en el mercado. La estrategia es el instrumento mediante el cual podemos hacer trading, todo lo que no implique el empleo de la estrategia es puro azar y puede tener consecuencias negativas para nosotros.

Podemos decir que alguien es trader en el momento que hace una operación en el mercado, sea cual sea su profesión, dedicación o formación; en el momento que hacemos click y nuestro capital comienza a fluctuar, en ese momento somos traders. Pero queremos destacar un dato importante, más del 90% de los traders de todo el mundo pierden dinero. Incluimos en este porcentaje tanto a novatos como a aquellos que llevan muchos años de dedicación. Pero también debemos decir algo, y es que esto se puede evitar, y en ello tiene mucho que ver el desarrollo y empleo que hagamos de una estrategia.

La estrategia es nuestro instrumento, nuestra herramienta y aprender a utilizarla es algo, como ya hemos dicho, fundamental. Una estrategia no es más que el conjunto de indicadores que hacemos valer para analizar el mercado y obtener un punto de entrada al alza o a la baja. Tenemos una cantidad numerosa de indicadores que podemos utilizar y cada uno de ellos nos aportará una información determinada acerca del mercado. Lo importante en el diseño de la estrategia es quedarte con aquellos indicadores que te suministran la información que deseas obtener. Desde la comunidad LTW hemos construido un patrón de indicadores que es útil y constituyen una estrategia fiable y válida para todos aquellos traders que desean iniciarse con nosotros, entre los que se encuentra usted.

Desde nuestra experiencia queremos transmitir la siguiente idea, hacer trading es comprometerse con un método, con el desarrollo de una estrategia, esta es la única manera en la que podrá alcanzar el éxito. Así que debe aprender a confiar en su estrategia, y el primer paso a seguir es estar mentalmente preparado para ello. Sin embargo antes de comenzar a darle algunas premisas que le resultarán necesarias para tener confianza en la estrategia, explicare algo fundamental en el diseño de la estrategia.

Una estrategia fiable y válida es aquella cuyo resultado genera beneficios después de haber soportado un gran número de operaciones. Es aquella que, al menos alcanza un 70% de probabilidad ganadora en computo general de sus trades u operaciones. El número de operaciones es importante para consolidar en términos probabilísticos su consistencia y su coeficiente de certeza. Tampoco pretendo disertar demasiado sobre este tema, pues nos alejaríamos de lo que nos compete en este artículo, simplemente comentar el proceso de validación de una estrategia.

Partiendo de esto, la estrategia que ofrecemos desde LTW tiene todos los parámetros para poder confiar en ella. Por tanto un punto a nuestro favor es la ventaja en probabilidad que esta nos ofrece. ¿Que es la ventaja en probabilidad? No es otra cosa que el porcentaje de beneficios- pérdidas que podemos obtener con ella. Para llegar a confiar en nuestra estrategia debemos confiar en esta ventaja que tenemos, sabemos pase lo que pase que nuestra relación de beneficios- pérdidas supera el 70%. El patrón de operaciones ganadoras- perdedoras lo desconoceremos, esto quiere decir que podemos tener una racha de 15 operaciones seguidas perdedoras, o en otras palabras, que representen pérdidas; esto no debe de afectarnos psicológicamente ni debemos cuestionar nuestra estrategia, lo importante es saber que al finalizar un determinado periodo nuestra relación de trades positivos y negativos será, aproximadamente, de un 70-30.

Debemos aprender a perder dinero dentro del Forex, como suena. Tener operaciones negativas es necesario para obtener beneficios. No debemos sentirnos mal cuando experimentemos una jornada de pérdidas. Todo lo contrario debemos pensar que es una inversión. Tenemos que aprender a dejar correr las pérdidas para que lleguen los beneficios, es la única manera de quitarnos la presión que solemos tener cuando hacemos trading.

Aprender esto es fundamental, tanto como lo es comenzar a hacer valer nuestra estrategia en una cuenta demo, en donde el capital sea ficticio. Aunque en este tipo de cuentas no seremos conscientes de los peligros del trading, considero que es una parte fundamental para el dominio de la estrategia, familiarizarnos con ella y ver que realmente podemos confiar probabilísticamente en ella.

Una vez aprendido en una cuenta demo, podemos probarnos como traders dentro del mercado real. Y aquí debemos de tener presentes tres premisas. Una que es fundamental, y es que el principal objetivo del trading debe ser preservar nuestro capital, y una de las herramientas que nos va a hacer que cumplir este objetivo es la estrategia, además de un adecuado control del riesgo, pero de eso ya hablaremos en otro artículo. Por nada del mundo debemos exponer nuestro capital de tal manera que arriesguemos a perderlo. Para ello, la estrategia nos marcará los puntos de venta o compra adecuados, si lo hiciéramos sin ella estaríamos operando por impulso, azar o por convicciones que podrían jugarnos malas pasadas.

La siguiente premisa es saber gestionar el miedo. Cuando operamos Forex que es el mercado con la mayor liquidez del mundo y con gran volatibilidad, nuestro dinero fluctúa al momento y una mala jugada puede durar escasos segundos, con lo que casi no tendríamos tiempo de reaccionar. Esto puede generar un tipo de miedo que denominamos sobrecontrol, y no es otra cosa que un exceso de control por nuestra parte originada desde nuestro subconsciente. En este estado apreciamos cualquier operación como una posibilidad de perder dinero. Esto es un error, y debemos aprender a gestionarlo de la manera correcta. Puesto que de ser así estaríamos perdiendo oportunidades para rentabilizar nuestro capital.

Puede parecer que esta premisa choca un poco con la primera, pero no es así. Evidentemente debemos cuidar nuestro capital, pero eso es una cosa y tener miedo a operar es otra bien distinta. Debemos de aprender a visualizar que oportunidades nos da el mercado para comprar o vender, y eso es algo que nos da la estrategia. Como ya he mencionado, debemos asumir cierto nivel de pérdidas, pero no debemos dejar que que lo experimenta está totalmente justificado como cualquier otro miedo.

La tercera premisa para aferrarnos a nuestra estrategia es evitar el azar. El ser humano es propenso a las adicciones, y el azar si genera resultados positivos puede llegar a ser una adicción muy fuerte. El trading es tan amplio y ofrece una cantidad de oportunidades, que operando de manera aleatoria y sin ningún tipo de método es lo más parecido a un juego de azar que podamos encontrar. Es como si decidimos jugar a la ruleta, nuestro capital depende del azar. Y solo tenemos un 5% de probabilidad de salir airosos. Si, nos ponemos en el mejor de los casos y conseguimos obtener beneficio, el nivel de euforia y excitación será tal, que en el mayor número de los casos volveremos a hacer una operación sin seguir ningún tipo de patrón. Y volveremos a exponer nuestro capital. Esto puede convertirse en un circulo vicioso que únicamente se romperá cuando nos hayan ventilado todo nuestro dinero

Debemos aprender a entender el trading como algo totalmente controlado, en donde una serie de patrones e indicadores, que conforma nuestra estrategia, son los que guían nuestra operativa. Debemos huir de todos esos impulsos, miedos y sentimientos que en cualquier momento pueden jugarnos una mala pasada dentro del mercado.