Por Francisco Ramón. CEO de Learn to Win

El apalancamiento es la relación existente entre recursos propios y recursos ajenos invertidos en un activo. A mayor recurso ajeno, mayor apalancamiento y menor inversión de recurso propio. Al reducir los recursos propios iniciales a aportar se produce un aumento de la rentabilidad obtenida en dicho activo. Considerando los activos como sistemas que nos aportan dinero al bolsillo, podríamos diferenciar entre los activos de las empresas que comparten recursos humanos, recursos materiales y recursos financieros y los activos puramente financieros que son los recursos financieros o de capital.

Para aclarar el concepto os pondré un ejemplo:

Una empresa de un trabajador (autónomo) puede obtener un rendimiento por sí sólo de 180.000 € durante un año (dedicación anual 1.800 horas), que equivaldría a decir que, por cada hora se obtiene una rentabilidad de 100 Euros/hora.

Si utilizara el apalancamiento en recursos humanos y le dedicase ese mismo empresario/autónomo el 50% de su tiempo (1.800/2=900 horas) a gestionar a 5 personas que le aportan cada una de ellas un rendimiento de 25.000 Euros, es decir, un total de 125.000 €, ello significaría que por cada hora obtendría una rentabilidad de 139 €/hora (125.000/900) por tanto, hemos amplificado un 39% su rendimiento, apalancándonos con recursos humanos ajenos a él. De igual modo en las empresas intervendrían como apalancamiento los recursos materiales (máquinas, etc). En otro artículo explicaré con más detalle el apalancamiento de las empresas.

En lo que nos corresponde a maximizar la rentabilidad de nuestro dinero, os pondré otro ejemplo:

Tienes la posibilidad de invertir a través del dinero ahorrado la cantidad de  50.000 € . Tienes un sistema de inversión que te aporta una rentabilidad anual del 25%, por tanto, al cabo de un año tus ahorros habrán crecido a 62.500 €, con 12.500 € de beneficio (25% de 50.000).

Imagínate que una entidad externa de financiación te presta 40.000 € a una TAE de 5% anual y destinas tan sólo 10.000 € de tus ahorros a esta inversión. Si inviertes este capital (dinero prestado+ahorro=50.000) en tu sistema de inversión que te aporta una rentabilidad anual del 25%, el resultado será igual que antes, 62.500 € de beneficio de los cuales tendrás que devolver el dinero prestado en un año  (los 40.000 € + 2.000 € de intereses=42.000 €). Por tanto te quedará un saldo neto de 62.500-42.000 = 20.500 €. Nuestra rentabilidad en esta operación respecto a nuestro capital aportado de 10.000 € es de más de un 100% .

Por tanto, el apalancamiento, con un sistema de inversión rentable ha multiplicado por cuatro en el ejemplo tu rentabilidad, de 25% a 100%. En este caso, tu apalancamiento ha sido de ¼ (10.000 recurso propio/40.000 recurso ajeno).

En los mercados financieros y en concreto en el FOREX (Mercado de Divisas), podemos llegar a apalancamientos de 1/100, 1/200, etc. Magnífico ¿verdad ?

¡Sacad vuestras propias conclusiones!