libertad financiera

En el trabajo como empleado o por cuenta propia (autoempleo) siempre estamos intercambiando tiempo por dinero. Alcanzar la libertad financiera significa poder disponer del  tiempo para poder hacer lo que cada uno quiera. Al alcanzar la libertad financiera los  ingresos provienen de activos que proporcionan ingresos pasivos

Los ingresos pasivos pueden dividirse principalmente en dos tipos:

  1. Ingresos pasivos de origen financiero. Intereses, dividendos, etc. En este caso es tu dinero el que trabaja para ti generándote más dinero.
  2. Ingresos pasivos que requieren de un sistema, un negocio o un producto que de forma más o menos automatizada te proporciona ingresos recurrentes.

Existen muchos ejemplos de ingresos pasivos. A continuación te enumero algunos de ellos. Los dos primeros ejemplos corresponden a ingresos pasivos de origen financiero y los restantes a ingresos pasivos que requieren de un sistema, un negocio o un producto.

Intereses de cuentas de ahorro

Dividendos de acciones

Derechos de autor de libros o música

Derechos de licencia (royalties) de patentes de inventos

Venta mediante máquinas expendedoras

Alquiler de viviendas, locales o plazas de aparcamiento

Venta de ebooks

Venta de podcasts

Venta de cursos online

Venta de gráficos, plantillas y temas

Venta de fotos en bancos de imágenes de pago

Venta de software

Venta de aplicaciones para dispositivos móviles

Publicidad en aplicaciones para dispositivos móviles

Publicidad en sitios web

Publicidad en vídeos de YouTube

Marketing de afiliación

Tiendas online, más o menos automatizadas y con los principales procesos subcontratados