Empezaremos explicando que es la hora bruja. Es un término que se utiliza para denominar a la última hora antes del vencimiento de futuros y opciones con carácter mensual o trimestral. En este corto periodo de tiempo, las cotizaciones no se comportan de la forma habitual, incrementándose la volatilidad del mercado. Esto aumenta el riesgo en la operativa, pero también ofrece excelentes oportunidades de inversión a corto plazo si se gestiona con un riesgo adecuado.

Cada tres meses coincide el vencimiento de futuros de distintos países en un mismo día, pero a diferentes horas, conocido como la cuádruple hora bruja. Esto hace que exista un aumento importante de la volatilidad intradiaria. Cabe destacar que en momentos de alta volatilidad el uso de stop loss ajustados en la operativa no resulta muy útil, ya que se amplían los rangos y puede tocar estos límites de pérdidas solo para dar liquidez al mercado y continuar con el movimiento que buscábamos habiéndonos sacado de la operación.

El pasado viernes, 16 de septiembre de 2016, vencieron los futuros y opciones con carácter trimestral. Estas horas son muy importantes para las manos fuertes, ya que suelen usarse para liquidar posiciones y para tomar otras nuevas cambiando la tendencia, o para decidir continuar con la tendencia actual. Por eso el rango de precios de estos vencimientos es un buen nudo de decisión que puede dar muchas pistas para saber la dirección del mercado hacia el próximo vencimiento. No es un tema sencillo, además del día de vencimiento, las sesiones o incluso semanas siguientes también se usarán para buscar buenos precios para posicionarse de forma trimestral, lo que hace que incremente la presión en los precios haciendo jornadas muy volátiles.

Para poder evaluar que decide el mercado, habrá que esperar ya que será muy relevante tener en cuenta las previsiones macroeconómicas y los hechos de carácter internacional de los próximos días.

Por ejemplo, hoy se ha tomado la decisión de tipos en Japón y esta tarde lo hará EEUU.

Se preveía una bajada de tipos en Japón, y por tanto un impulso alcista del Yen, pero al final no se realizó el cambio en los tipos de interés, así que tras la volatilidad de la noticia queda a la espera de la decisión de EEUU. Hay que tener en cuenta que la volatilidad será alta si queremos posicionarnos.

La previsión es que EEUU suba los tipos de interés antes de final de año, y por tanto salga reforzado el dólar americano progresivamente hasta el próximo vencimiento, pero dependerá de si hoy se cambian los tipos y de la claridad con la que hable la FED en su discurso para que los inversores tomen las decisiones.

Lo mismo en cuanto al SP500, que lleva semanas mostrando síntomas de debilidad a la espera de la decisión de subir los tipos. Cabe destacar, que esto no es movimiento de LP, ya que en teoría, una subida de tipos viene precedida de una fortaleza económica, y si la subida de tipos es acertada no debería afectar negativamente al alza en el LP. Sin embargo los datos macroeconómicos de EEUU no son muy buenos, o por lo menos no son mejores que los de antes de la crisis, lo que da que pensar. ¿Por qué se están subiendo los tipos de interés si no se corresponde con buenos datos macroeconómicos? El motivo es que los tipos llevan casi 10 años en niveles mínimos, y la FED ha inyectado de forma constante liquidez a través de las sucesivas QE. Estas medidas expansivas son correctas para el estímulo de la economía, pero si se sostienen durante tanto tiempo puede afectar negativamente provocando una burbuja.

Les contamos esto porque si se prevé una subida de tipos para antes de fin de año, el último vencimiento de futuros será muy relevante ya que muchas de las manos fuertes se posicionarán probablemente en las próximas semanas.

¿Entonces como analizamos la noticia de tipos de EEUU?

Si los tipos no suben:

Es probable que el SP intente romper máximos. Pero cuidado, las manos fuertes ya saben que los van a subir teóricamente a final de año y podría ser un excelente momento para posicionarse a corto en cuanto de indicios.

Si los tipos suben:

A CP tendría un recorrido bajista considerable y de alta volatilidad.

A LP empezaría a comportarse con más normalidad, siguiendo su tendencia alcista. Pero recordemos que EEUU no ha ido a testear la zona de los 1600 desde que en teoría salió de la crisis a través de estímulos y de políticas fiscales y monetarias expansivas.

Por tanto en mi opinión existe una clara burbuja en las cotizaciones del SP500.

 

Lo veremos en un gráfico muy simplificado. SP500 1997-2016